sábado, 3 de mayo de 2014

¿Cautela para la sinceridad?


¿Las personas le tienen miedo a la verdad o simplemente no la creen necesaria? Quizás mis dos suposiciones no sean las únicas "parábolas" ni mucho menos las correctas. Relaciono la verdad con la honestidad, van ligadas.

En mi experiencia he conocido muy pocas personas honestas, pues, son escasas; son de gran valor. Cuando se encuentra a un individuo que es íntegro, nos damos cuenta que el porcentaje de las mentiras comienza a disminuir, que con esa única persona se hace una gran y total diferencia; en un paraje nos da esperanza. 


Cabe mencionar que para "conocer" a alguien honesto, se debe empezar primero con uno mismo, siendo francos con nosotros, de esa manera al decir la verdad, sea cual sea, nos abre las puertas a la honestidad en sí misma. Inconsciente o conscientemente haremos que ello liberé por lo menos una pizca de franqueza. 
Al momento en que somos honestos, liberamos lo que pensamos y sentimos, algo indispensable. 

Todos guardamos secretos, sea malo o en cuyo caso bueno; ésto se debe a que nuestro pensamiento es diferente y para lo que uno es considerado "bueno" es "malo" y viceversa. 

Considero ampliamente que es mejor que se nos hable con la más pura y "cruda" verdad, estamos en el 2014, a lo largo de los años se nos ocultan demasiadas cosas, no podría escribirlo en una cifra numérica, pues, son muchísimas, el problema no es de las personas quienes ocultan la verdad, en parte no todo, sino, también es culpa de aquellos que no saben distinguir la verdad por sobre el "entretenimiento."
     Prefiero una cruda verdad y saber lo que es necesario y sensato a saber, a vivir una vida llena de mentiras. Claro que, en ocasiones no se debe "soltar" la sinceridad tan drásticamente.
Si ponemos a la humanidad, al gobierno, y todo lo existente en el universo, quisiéramos analizarlos, notáramos que cada una de esas cosas tiene una grieta (mentira), en ese momento pensaríamos que no es necesario revelarlo, pues en un principio tememos por lo que vaya a ocurrir, las consecuencias pueden ser devastadoras. 


"La verdad. Es una cosa terrible y hermosa, y por lo tanto debe ser tratada con gran cuidado."- Albus Dumbledore