miércoles, 15 de enero de 2014

Ve por ello, el resultado no importa

¿El temer nos hace débiles? No lo creo; pienso que nos define como somos y de que estamos hechos. 

Nuestros pies son pequeños pero definitivamente podemos dejar una gran marca, solamente depende de nosotros.

Cuando eramos pequeños nuestros miedos eran mas profundos, aunque realizábamos cualquier cosa porque no sabíamos que eso era "MIEDO". A medida que vamos creciendo se nos presentan circunstancia variadas, pueden ser de fracaso o éxito, sin importar cual sea, en un principio nos hacemos muchas ideas de cuál será el desenlace sin antes haber comenzado.

       Todos poseemos un gran coraje en las manos, el único problema es que a veces no sabemos cómo enfrentar los retos. Sí, en ocasiones los desafíos son tediosos, "imposibles" y con pavor. Tu mejor aliado, simplemente eres "TÚ", tenemos que aplicar fuerza de voluntad para cumplir esos actos, la valentía de ir por ello y la osadía de enfrentar las cosas que se nos presentan en la vida, día con día. 
       Les dejo esto que leí por la red hace poco: 
"Durante el atentado del 11 de Septiembre en el "World Trade Center", una joven médica se acercó a las ruinas del edificio para ayudar a los heridos. Antes de llegar, sintió tanto miedo que fue incapaz de continuar y se dio la media vuelta. Pero, más adelante, se detuvo, escribió su número de la seguridad social en su brazo con lápiz labial, como un modo de evitar lo que más temía (una muerte anónima) y volvió al edificio a ofrecer su ayuda." 


Cualquier persona puede ser valiente en las situaciones más difíciles, sólo mira a tu alrededor, y enfrenta tus miedos, sea cual sea. En ocasiones nuestras obras de heroísmo benefician a otros, tal vez es ahí en donde debemos comenzar, tomar las fuerzas necesarias, pensar en nosotros, luego por los demás, pero sin tomarnos tanto tiempo. 

"Uno es valiente cuando, sabiendo que ha perdido ya antes de empezar, empieza a pesar de todo y sigue hasta el final pase lo que pase. Uno vence raras veces, pero alguna vez vence." -Harper Lee. Matar a un ruiseñor.